sábado, 28 de diciembre de 2013

"El turco Jaime"...el 4º cuento del "Baúl de...la abuela"


HOLA AMIGOS...UN ALEGRÓN ESTAR SALUDÁNDOLOS AL FINALIZAR UN AÑO MÁS Y EN EL COMIENZO DE UNO QUE YA ESTÁ LLEGANDO.
DESDE ESTE BLOG LES DESEO EL MEJOR 2014...BRINDO POR LOS CAMBIOS, POR LOS DESAFÍOS, POR LOS PROYECTOS, POR LA VIDA DE USTEDES Y DE MÍ.

ACÁ LES TRAIGO EL 4º CUENTO DE MI ÚLTIMO LIBRO: "BAÚL DE CUENTOS DE LA ABUELA"

Si se quieren comunicar conmigo, lo pueden hacer a mi mail: gracielaamalfi@gmail.com
También a mi cuenta de twitter: @AmalfiGra
O entrando a mi perfil de facebook: Boticaria Letras Desarmadas Amalfi
Mi fan page en Facebook: Boticaria Club de Cuentos.

Acá el relato...y lo mejor siempre!!!!!!!

 El turco Jaime
A mi abuela Irene.
   
 Todos los martes a la mañana, aparecía en su vieja estanciera el turco Jaime.
Así era su nombre y así es como lo conocían todos. Hombre de aspecto vivaz y de un gran porte.
     Esto pasaba allá en los años 40 en algún lugar del campo, de la provincia de Buenos Aires.
El turco se presentaba en cada rancho que encontraba a su paso y mostraba a la familia, generalmente madres y hijas, los bienes tan preciados que vendía. Algunas baratijas y otras cosas de cierto valor, unas inútiles y otras que para algo servían.
Todas las damas a su alrededor, disfrutaban al ver lo que Jaime llevaba en sus valijas.
El mercader les permitía pagar en dos o tres cuotas, esto era lo que más entusiasmaba a sus clientes, especialmente a las jóvenes.
En las miradas de ellas, se notaba el asombro al ver algo exótico y desconocido, que sólo se podía adquirir en los grandes poblados.
El turco las acercaba al mundo civilizado, era su cable a tierra.
    Su vehículo de color verde loro se veía desde muy lejos. Estaba repleto de mercancías, poco a poco se iba vaciando, para llegar el sábado al mediodía sin nada encima, pero con mucho dinero.
El hombre cincuentón y alegre, también les contaba cuentos muy divertidos y anécdotas muchas veces inventadas, que hacían reír a más de una señora.
Y por qué negar que alguna bella mujer, viviera un amor platónico con Jaime.
Los años pasaron para todos…para el turco, para las damas, para el mundo.
Por esos lugares ya casi no hay ranchos, ya no hay jóvenes, ni madres ansiosas esperando que llegue el martes y que aparezca la estanciera verde loro del vendedor.
     Sin embargo, cuentan algunos pueblerinos, que  todos los martes a la mañana, los campesinos suelen ver una estanciera verde loro dando vueltas. Vueltas de aquí para allá, sin parar y que cuando intentan acercarse a ella, desaparece.
    Mi abuela me diría “es el fantasma del turco que anda dando vueltas”.
 Y yo me pregunto:
 — ¿Será que ella estará viajando con él…?

Autora: Graciela boticaria Amalfi. 

 NOTA: .La foto de la estanciera la bajé de Internet / no es de mi autoría.
.La foto del brindis, la tomamos en el bar cultural La Jalapeña de Palermo,con algunos amigos, cuando hicimos la presentación de mi libro "Baúl de cuentos de la abuela".
 

domingo, 15 de diciembre de 2013

"La corta travesía de Filomena"/ 3º relato del Baúl de cuentos...

HOLA AMIGOS!!!!!!
HOY LES TRAIGO EL 3º RELATO DE MI ÚLTIMO LIBRO: "BAÚL DE CUENTOS DE LA ABUELA"

Antes les quiero recordar que si quieren obsequiar alguno de mis libros para estas Fiestas, me mandan un mail para contactarse ( Mail: gracielaamalfi@gmail.com). El costo de cada ejemplar es de 50 pesos. SI vivís en la ciudad de Buenos Aires y/o Vicente López te lo llevamos sin costo de envío. A cualquier otro sitio de Argentina, por correo postal ( 10 $ de envío). 

Mis libros: "Des palabras armando" ( 26 cuentos cortos)

                 "Kumiko, mujer sin tiempo" ( nouvelle)

                 "Amaneceres" ( dos relatos jóvenes)

                 "Baúl de cuentos de la abuela" ( 22 cuentos )

Los libros son con tapa a todo color, tamaño 21 x 15 cm, con solapas, papel mate. Edición: Milena Caserola.

Acá va el cuento de este post, que les guste!!!!!!!!!!!!





La corta travesía de Filomena



    Filomena descansa debajo de un árbol pesado y viejo. Juega con su nieta, mientras se acomoda el pañuelo rojo que lleva en su cabeza. La chiquita ríe y agarra una torta frita de la canasta de mimbre, que está cubierta con un mantel bordado. Ese mantel, que mucho tiempo atrás, la madre de Filomena, decoró con dibujos de historias viejas.


    Desde el árbol vecino, otra mujer, Manuela, las mira y parece recordar. Algunas lágrimas caminan por su cara y caen en la tierra seca.


    Filomena toma a la nena con su mano arrugada y juntas se levantan, para recorrer el sendero que está enfrente. Caminan.

El sol, testigo de esa travesía, les hace cerrar los ojos.

Deben sacarse el abrigo que llevan encima.


Hace calor. Es mediodía.  


Hay mucha gente alrededor que habla, corre, sonríe, anda, y hasta canta al verano.


    La anciana tropieza dos veces con las piedras del lugar. Camina casi tres cuadras y deja la pesada canasta en el suelo. Se sienta al costado del camino. Su nieta la imita.


    Después de un rato retoman su andar, hasta que logran ver el cartel de la panadería pueblerina, que anuncia: “Tortas fritas calientes”.


    Sólo faltan unos pocos pasos para llegar  al lugar.


    La puerta del negocio se abre.


 Abuela y nieta depositan su tesoro sobre el mostrador.


 Ese tesoro que les permitirá comprar la comida del día.


    Mañana, habrá que amasar otras tortas fritas y volver a empezar…otra vez.


 Graciela boticaria Amalfi
Extraído de "Baúl de cuentos de la abuela".



Amalfi, Graciela
    Baúl de cuentos de la abuela. - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires : Boticaria Club de Cuentos, 2013.
    86 p. ; 21x15 cm.
    ISBN 978-987-29684-0-3  

    1. Narrativa Argentina. 2. Cuentos. I. Título.
    CDD A863
Fecha de Catalogación: 04/07/2013
Contacto con la autora:
gracielaamalfi@gmail.com
www.facebook.com/Boticaria Letras Desarmadas Amalfi
Twitter: @AmalfiGra 
Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723
ISBN 978-987-29684-0-3
Impreso en Argentina. Derechos reservados.



 
            

Amaneceres, la nueva versión.

Hola, visitantes de mi blog. Muchos de ustedes saben que en 2016 hice una segunda edición de mi libro Amaneceres. En marzo de 2012 publi...